15 de octubre de 2008

"BASADO EN HECHOS REALES" 90

Esta mañana ya ha sido el colmo. Cada vez que intentaba buscar algo en Google, desde una noticia económica hasta la crítica de una película, todas las páginas que me salían eran enlaces con web pornos. Finalmente he tenido que formatear parte del disco duro y volver a instalar el Windows. La culpa, claro está, ha sido mía. Todos esos sitios en donde te puedes bajar pelis gratis funcionan a costa de publicidad... y en internet eso es sinónimo de sexo. Una de esas páginas me ha metido un troyano en la computadora... a pesar de antivirus y demás. No quiero ni imaginar lo que habrán pagado en esos sitios al tipo que creo semejante virus, capaz de trastocar en tu ordenador el motor de búsqueda más usado para que siempre enlace con su dirección.
Mucha porquería hay circulando y no me atrevo a proponer medidas censoras... aunque sí una buena multa: igual al triple de los ingresos que acumulen durante su época de funcionamiento, por ejemplo.
Mientras la economía sigue asemejándose a un ruin pozo de arenas movedizas, y el tema del empleo también está "peliagudo". Dentro de poco tendremos que mirar atentamente las esquelas y defunciones para ver los trabajos que han quedado libres...

1 Comments:

At 8:40 p. m., Blogger Miguel said...

Eso o instalar Linux, créeme que hay alternativas y buenas
También me ha llegado el puesto vacante por Infojobs, lo estoy pensando , pero las demandan se acumulan....
Un saludo caballero

 

Publicar un comentario

<< Home